25 de diciembre de 2010

Cine: "The Town (Ciudad de Ladrones)"

Hace unos años, esto habría sonado a cachondeo, pero not anymore: aparta, Fincher... ¡que viene Ben Affleck!

Affleck escribe, dirige, produce, interpreta, compone, monta, distribuye y nos vende la entrada y las palomitas para The Town, Ciudad de Ladrones. Vale, quizá no haga tantas cosas, pero las que sí hace ¡cómo las borda, el condenado!

Bien es sabido por todos que este hombre, pese a sus relativos éxitos en taquilla, arrastra consigo el sambenito de actor de segunda fila (y compite con Keanu por el dudoso honor de ostentar el título de "Acelga Man", pero a eso voy otro día...:p). Aquellos que no tienen fe en el hombre de las mil caras y le conceden el mismo crédito como actor que como director harían mal en dejar pasar de largo The Town. Estarían menospreciando una historia sólida, bien contada, en la onda del mejor cine clásico y me voy a mojar heredera del Eastwood reciente y con ecos de Michael Mann.

Affleck se ha rodeado de un puñado de buenos actores (Rebecca Hall, Jeremy Renner, John Hamm, Pete Postlethwaite) para rodar una historia de atracos y lealtades, sin artificios ni giros absurdos pero directa a donde más duele. Tal vez sea discutible lo improbable de la historia de amor entre clases y que Affleck se haya reservado para sí mismo el papel protagonista. Aunque puedo comprender que a alguien le duela lo primero, creo que cumple con los requisitos de desarrollo del formato; y no tengo ninguna queja de lo segundo porque veo a Affleck en su sitio, contenido y sin estridencias (¿existe un Affleck estridente?). Además, el que fue Daredevil nos ofrece la persecución más potente del año, por encima de productos que juegan en exclusiva en esta liga.


Emocionado por la calidad de la cinta, corrí a comprar Adiós, pequeña, adiós, la primera incursión de Affleck en la dirección, tan bien recibida como lo ha sido esta. Eso no quiere decir que vaya a verla en breve, sino que la añado a la larga lista de pendientes. Igual hasta me animo y, si me deja tan buenas vibraciones como lo ha hecho The Town, comparto la experiencia con vosotros.

¡Saludos!

pd: dos entradas en una misma semana... no os acostumbréis ;p
pd2: ¡¡Feliz navidad!!

5 comentarios:

Onari dijo...

Feliz Navidad, sempai-blogger.

Pasando de plantearme qué @#$%& haces escribiendo el 25 de madrugada... Totalmente de acuerdo contigo. The Town es una joyita inesperada que te hace replantearte la idea preconcebida de que Ben es un guapo (y tampoco tiremos cohetes, not my type) tonto y que Matt Damon es el listo. En el fondo parece que lo que Matt ha tenido es mejor agente para elegir películas desde El Indomable Will Hunting, y Ben una wake-up call en los últimos años.

La verdad es que The Town es mejor de lo que me esperaba, quizá por eso le tengo más cariño del objetivamente debido, pero la objetividad y yo... Como decías, "objetivamente" debemos adorar La Red Social y no va a pasar, así que confiemos en nuestros instintos. Bien escrita, bien llevada, un placer que el final marque que el protagonista tiene que encontrarse a sí mismo por sí mismo, no vía "amooooooooooooooor" (puaj)

También estuvo bonito reecontrar a Jeremy Renner, estrella indiscutible de En Tierra Hostil. De nuevo... haciendo de cafre.

Gone Baby Gone es algo diferente (Casey está genial y su novia cuyo nombre ahora no recuerdo pero es la misma que The Town, también), pero de nuevo, el tema parece ser la ambigüedad, el "nada es blanco o negro". Parece que no podamos mencionar al sr. Eastwood sin cometer una herejía, pero no vas desencaminado. Mystic River parece haber inspirado el tono de la opera prima de Daredevil. Yo diría que os gustará.

Un beso, ninios!

L xx

JM dijo...

Merry Xmas, Onari!;>

Que Ben Affleck es más que un pedazo de torso pegado a una bonita cabeza es algo que queda ampliamente probado en The Town: el torso sale (de forma totalmente gratuita, por cierto, aunque admito que si yo tuviera eso entre la cintura y la cabeza también lo filmaría porque sí…) y la película se sale. No había pensado en lo que comentas de la disparidad entre su carrera y la de su amiguete Matt Damon. Supongo que llevas razón y un buen agente puede destrozar tu carrera encadenando dos Daredevils XD. Pese a todo, yo tengo un buen recuerdo de sus inicios: Chasing Amy, Mallrats o Armaggeddon (en serio). ¿Cuándo se torció? Ya sé en cuál estáis pensando todos, y cargar el truñete que es Pearl Harbour sobre sus rígidos hombros me parecería injustísimo; él y Josh Harnett estaban bien en esa película de “guión” lamentable. A ver qué ocurre con el Affleck-actor a partir de ahora; he oído su nombre para la próxima de Terrence Malick…

En mi caso el factor sorpresa no jugó a favor de la película. Si acaso, tenía que haber sido al contrario pues la fui a ver precisamente por haber leído lo buena que era… conque ya esperaba que fuera buena (del tipo 8 u 8 y pico sobre 10). Por eso mismo, por ir con un espíritu crítico elevado, creo que no me flipé con lo que vi, sino que de verdad Affleck se ha marcado un peliculón. ¿Sorpresa del año? Sí, supongo. Llamémosle “factor Affleck” ;p Y, claro, con un precedente como este luego uno sigue la misma cadena lógica para ir a ver La Red Social y…

Mencionas el tándem Renner / En Tierra Hostil. Goddammit! No la he visto todavía. Es una de esas películas con las que siempre encuentras una excusa para no ver en cine y, una vez la sacan de las salas, recapturarla en dvd da todavía más pereza. En este caso, me echó para atrás que hablaran de ella como una película intensa pero con personajes planos con los que no empatizabas. Luego va y gana el Oscar (como si eso fuera sinónimo de algo hoy día…). Como me gustó el papel de Renner en The Town, mi interés en la otra se renueva. We’ll see.

Si algún día hago algo que recuerda a Clint Eastwood, me haría ilusión que me lo dijeran, que me compararan con él, aunque sea Ben Affleck… o precisamente por ser Ben Affleck, ¿no?;p Pobre chico, la imagen que tiene perjudicará a una buena película. Me recuerda a cuando Jim Carrey se intenta poner serio; dicen que lo logra, pero soy el primero que, salvo en el El Show de Truman, no le ha vuelto a dar una oportunidad. Esto… focus: que intentando enmendar errores le he puesto fecha a Gone, baby, gone. We’ll see, again.

Otro beso para ti!;>

pd1: toma nota del nombre de la jaca. Rebecca Hall, ¡peácho de hembra!XD
pd2: coincido contigo en que, al final de The Town, el “qué” y el “cómo” van de la mano. ¡Ya era hora! Eh, y ha sido Ben Affleck quien lo ha hecho ;p
pd3: me permito escribir el 25 de madrugada desde que sé que debo romperle las piernas a cualquiera que se cuele por mi chimenea sin permiso… aunque creo que te refieres a por qué no estaba cantando villancicos con mi familia, right?;p

Anónimo dijo...

Hola JM,
Muy interesante esta reseña acerca de The Town, sincerament de lo mejorcito que he visto en el 2010, un año por otra parte bastante mediocre en cuánto a calidad cinemátográfica se refiere.
Yo cuando escuchaba el nombre de Ben Affleck, pensaba inmediatamente en película comercial y sin grandes pretensiones, pero eso era antes de haber visto Gone Baby Gone y tener en cuenta parte de su trabajo en el Indomable Will Hunting, por eso no dudé ni en segundo en verla.
Una buena pelicula, con un argumento interesantes, con unos actores no tan conocidos por el gran público, pero que hacen un excelente un trabajo.
Si sigue por este línea el bueno de Ben, en unos cúantos años podemos estar hablando de un director de prestigio, sólo espero que no se les suma la fama a la cabeza (o los $$$) y se pierda tanto talento por el camino.

Hattori Hanzo

JM dijo...

¡Bienvenido al blog, Hanzo-san!;>

Ahora que ya ha acabado el año, puedo decir tranquilamente que The Town e Inception coronan mi lista de imprescindibles del 2010 ―que, como señalas, no ha sido muy glorioso―.

Personalmente me alegro de esta repentina “ascensión” de Ben Affleck. Debe ser uno de los actores a los que defiendo de forma recurrente junto a Keanu Reeves, Stallone y DiCaprio (a este último me parece indignante y sorprendente tener que escuchar cómo todavía le cuestionan… con Keanu cuesta, a veces ;p). Retomando a Ben, me alegro porque, como comentaba Onari más arriba, abandonó la senda del bien más por una elección de papeles cuestionable que por falta de tablas ante las cámaras. Por eso fue muy grande que nos sorprendiera en el rol de director con una peli dura y negra como Gone, baby, gone y que ahora demuestre que aquel brote de lucidez no fue casualidad con The Town. Creo que en la entrada he dejado muy claro lo que opino de su trabajo: ¡bien por Ben!;>

Fama ya tiene. Se pasó por la piedra a JLo y está felizmente casado con Jennifer Garner, así que yo no sufriría porque se le suban las cosas a la cabeza… ¡Ah, sí, que hablábamos de cine!;p Pues eso, que para cuando presente la tercera película puede ir contando con un pequeño grupito de fieles.

¡Feliz año y muchas gracias por animarte a escribir!

pd: sé quién eres, forjador, aunque hayas usado “tu otro nombre” ;>

sofia martínez dijo...

Es atractiva pero en lo personal no me gustó y sólo la vi porque J. Hamm iba a participar en ella. En general funciona como entretenimiento pero no logra cautivar al espectador.